MEMORIA ACADÉMICA

De nuevo cumplimos con nuestro compromiso anual de presentar los datos de nuestra universidad. Un curso más concretamos cifras, ofrecemos comparativas, aportamos avances académicos tanto pedagógicos como científicos, docentes y de investigación, de todo nuestro centro, y lo hacemos con una justificada satisfacción porque todas nuestras áreas, Comunicación, Derecho, Empresa, Educación y Psicología, han conseguido avances muy significativos en su posicionamiento académico global. Pero siendo este dato enormemente positivo, lo que más nos satisface y probablemente lo que se pueda considerar el mayor avance para Villanueva ha sido el crecimiento de nuestra propia identidad como Universidad singular, una identidad propia, con carácter, en la que han aumentado considerablemente los valores comunes, subiendo muchos enteros en nuestra propia valoración y en la unidad de todos como Centro.

El curso académico 2016/2017 ha supuesto un reto de gran calado. Manteniendo nuestro compromiso con la Universidad Complutense y participando de todos sus atributos, hemos sabido imprimir un rumbo propio a nuestra universidad, aportando nuestros valores concretos, valores que hemos sabido ir perfilando, cultivando y proyectando, con lo que hemos conseguido dotar a nuestra Universidad matriz de una mayor riqueza, de un valor añadido en su ya larguísima y prestigiosa trayectoria, con el que puede enorgullecerse todavía más. El Centro Universitario Villanueva es ya un claro exponente de la formación universitaria con valores, aceptando el reto de la responsabilidad social en todos sus aspectos, y un evidente ejemplo de aplicabilidad y servicio inmediato a la sociedad de todos sus egresados en cualquier especialidad. Se hace así definitivamente bueno el principio de que lo más importante para un estudiante universitario no es lo que estudia, sino dónde lo estudia. La Complutense puede ofrecer de este modo dentro de su extraordinaria oferta, titulaciones de grados y másteres que aportan aquellos atributos que muchas personas buscan en la oferta universitaria de carácter privado, un eficaz acompañamiento al estudiante y una mayor y más efectiva relación con el tejido fino de los receptores de prácticas

Así, por ejemplo, en el terreno de las prácticas externas se han logrado cotas de eficacia y efectividad superiores a las de años anteriores, teniendo además la satisfacción del rendimiento de nuestros estudiantes, lo que les hace cada vez más demandados. En cuanto al asesoramiento y la tutorización, se ha incrementado igualmente el rendimiento gracias a los programas implantados en este sentido, siendo muy de destacar este curso el programa de “desarrollo de competencias y mentoring”.

Durante este curso hemos crecido notablemente también en el terreno de los antiguos alumnos, no sólo en número, que eso cada año resulta una obviedad, sino en el trato, en la integración, en el espíritu que se ha creado y que se manifiesta cada vez de forma más contundente en nuestras reuniones y festejos. Ha sido muy notable el incremento de la presencia en diferentes redes sociales de antiguos alumnos, especialmente en Facebook y LinkedIn. Cada día tenemos noticia de la historia profesional de algún antiguo alumno, que nos aporta satisfacción, sentimiento de orgullo y no solo por su preparación, por sus conocimientos, por su respuesta técnica, sino también por su comportamiento, por su generosidad, por su disponibilidad y mentalidad de servicio.

Probablemente no es ajena a esa actitud la implicación que los alumnos están teniendo con los proyectos solidarios que Villanueva les propone, como el de este año que cerramos con el campo de trabajo en Kenia, que le ha hecho exclamar a una de sus protagonistas: “me ha ayudado a valorar lo que tengo y a ser agradecida”.

El capítulo de aportaciones en el terreno investigador es también un apartado en donde se ha producido un aumento significativo. No sólo en la aportación de cada uno de nuestros profesores a su currículum investigador, lo cual ha supuesto un buen incremento en acreditaciones de las correspondientes agencias y en sexenios, sino en lo que hemos destacado al comienzo de nuestra carta, es decir, la identidad universitaria Villanueva en la que la investigación es un apartado estratégico y fundamental, como no podía ser de otra manera. Este año es de destacar, además de las aportaciones puntuales de cada área que se especifican en esta memoria, tesis realizadas, dirigidas, congresos, proyectos de investigación, publicaciones de libros y artículos en revistas indexadas, el mantenimiento del grupo de investigación Villanueva de la Universidad Complutense de Madrid, habiendo superado para ello todos los requisitos y controles de calidad a los que ha sido sometido.

Cerramos el curso con un sentimiento mucho más enraizado de orgullo por pertenecer a este centro universitario, a Villanueva. El acto de clausura de los diferentes grados unidos en una sola ceremonia nos hizo sentir mucho más integrados en el proyecto común, siguiendo la pauta de lo que había sido todo el año: vamos a construir juntos una universidad pionera para un futuro mejor de todos, desde la raíz humanista que la alumbró como institución.

Ver la Memoria académica completa