Alumnos de Criminología y Ciencias Forenses asisten a un juicio sobre violencia de género y secuestro en la Audiencia Provincial de Madrid

Los alumnos de Criminología y Ciencias Forenses del Centro Universitario Villanueva asistieron los días 10 y 11 de marzo a la Audiencia Provincial de Madrid a presenciar un interesante juicio sobre violencia de género, secuestro y atentado a agentes de la autoridad.

El acusado, un hombre de nacionalidad española en proceso de separación, planeó ocasionar la muerte de su mujer, trasladándola contra su voluntad a un lugar no determinado y allí dispararle. Con dicha finalidad acudió en su vehículo a las inmediaciones del domicilio de su mujer, armado con una carabina semiautomática con silenciador camuflada en el interior de un tubo de desagüe de PVC.

Tras localizar a su mujer, la amenazó, exigiéndole que se introdujera en el vehículo, momento que ella aprovecho para,  disimuladamente, coger el móvil y llamar a uno de su hijos, que se personó en el lugar a los pocos minutos . Tras amenazar y encañonar a su hijo el acusado se puso en marcha.

Inmediatamente el hijo llamó a la Guardia Civil comunicando lo sucedido e indicándoles qué ruta parecía seguía. Tras ser localizado se posicionó un vehículo oficial de la Guardia Civil detrás de la furgoneta del acusado y otro vehículo camuflado delante. Al advertir la presencia de los agentes, el acusado realizó un cambio de sentido e hizo intención de coger el arma por lo que la mujer abrió la puerta del vehículo y se tiró en marcha.

A continuación el acusado paró su furgoneta, se bajó con el rifle efectuando un total de 8 disparos contra los agentes y contra su mujer, por lo que éstos  hubieron de repeler la agresión efectuando varios disparos, hiriéndole. Tras producirse un duro forcejeo entre los agentes y el acusado, fue detenido.

El juicio comenzó con el interrogatorio del acusado, que se negó a declarar ante su defensa y ante la acusación particular, respondiendo únicamente a las preguntas que realizó el Ministerio Fiscal. Posteriormente realizaron su declaración los testigos, comenzando por la mujer y el hijo del acusado, que lo hicieron tras un biombo para evitar tener contacto visual con éste, y a continuación lo hicieron los agentes de la Guardia Civil que intervinieron en el dispositivo y  los agentes que se personaron en el lugar de los hechos, para la toma de pruebas.

El segundo día del juicio comenzó con el visionado del vídeo que recoge la reconstrucción de los hechos. Posteriormente, y a través de videoconferencia, se procedió a las declaraciones de los médicos forenses, de los psicólogos y finalmente declararon los técnicos de balística de la Guardia Civil, encargados de realizar la investigación del armas, de los proyectiles que se utilizaron, el análisis de las vainas, etc. realizando asimismo  la reconstrucción de las trayectorias de los disparos que se efectuaron.

Tras los informes del Ministerio Fiscal y de la defensa, el juicio quedó visto para sentencia.