DSCN0434El Dr. Carlos Valiente Barroso, profesor del grado en Psicología en el Centro Universitario Villanueva, ha participado como conferenciante invitado en el VIII Congresso Internacional em Ciencias da Religiao, organizado y celebrado en la Pontificia Universidad Católica de Goiás, entre los días 26 y 29 de abril de 2016, que, en esta edición, se centró en la relación entre la psicología, salud y religiosidad. Las otras dos conferencias plenarias corrieron a cargo del Dr. Jánis Arnold Roze (profesor emérito de Biología de la New York University y co-fundador del American Museum of Natural History) y de la Dra. Japcy Margarita Quiceno (profesora de San Buenaventura University y experta investigadora en el campo de la resiliencia).

El evento, que fue inaugurado por el que fuera Ministro de Sanidad de Brasil, el Dr. Ademar Artur Chioro dos Reis, contó con la presencia de más de 250 profesores e investigadores, algunos de los cuales, presentaron sus estudios en las distintas mesas redondas y sesiones de comunicaciones.

El profesor Valiente Barroso disertó sobre el singular papel de la creencia religiosa dentro del proceso de la selección natural, apelando al neurocientífico Michael Gazzaniga –y al mismo Charles Darwin- para fundamentar su postura. Por otra parte, repasó diferentes fenómenos neurológicos que cursan con sensaciones de corte trascendental, como la epilepsia del lóbulo temporal, los efectos de la ingesta de sustancias psicoactivas o las experiencias cercanas  a la muerte.

Seguidamente, hizo un repaso de numerosas investigaciones científicas que han demostrado la relación directa que existiría entre la creencia religiosa y un mayor bienestar y calidad de vida. A su vez, aludió a las actuales propuestas internacionales –sobre todo, de ámbito norteamericano- que intentan fomentar la consideración de la vertiente religiosa del paciente dentro del ámbito clínico, favoreciendo su implementación oficial e integrada en equipos interdisciplinares.

Posteriormente, intentó esclarecer científicamente el entramado por el cual la vivencia religiosa favorecería la salud, profundizando en mecanismos de carácter biológico y psiconeuroendocrinológico. Para concluir, esbozó algunas pinceladas sobre investigaciones futuras dentro de este espectro de investigación, algunas de las cuales, están ya siendo desarrolladas por el profesor del Centro Universitario Villanueva.