//Los alumnos del Máster de Periodismo de Datos visitan el Campus de Google

Los alumnos del Máster de Periodismo de Datos visitan el Campus de Google

La energía de un proyecto de garaje conectada a cientos de garajes distintos. Esa es la filosofía del Campus de Google, que abrió sus puertas en Madrid el pasado 22 de junio. Los alumnos del Máster de Periodismo de Datos han visitado sus instalaciones para trabajar con los creadores de Oraquo, una nueva herramienta de Big Data aplicada a la inteligencia social.

¿Cómo escuchar a una audiencia global? ¿Quién influye más en la conversación? ¿De qué forma podemos evitar el ruido en redes sociales? El periodismo necesita herramientas potentes para clasificar las mareas de datos que se generan cada segundo. Oraquo es un sistema que recopila cantidades ingentes de información. Permite monitorizar corrientes de interacción, clasificarlas y segmentarlos.

Durante su estancia, los alumnos han trabajado codo con codo junto al equipo de Oteara, la startup española creadora de Oraquo. Marisa Wic, socia fundadora y responsable de comunicación de Oteara, lleva tiempo en contacto con el equipo de datos de Villanueva para asesorar su proyecto de análisis en redes sociales.

Oraquo es muy versátil y permite cualquier tipo de enfoque; cualquier tipo de conversación. Por ejemplo, recientemente se ha utilizado para un estudio en redes sociales sobre el impacto de la Final de Moto GP.

Además de trabajar en su proyecto, los alumnos han visitado el Campus junto con sus compañeros del Máster de Diseño Gráfico y Multimedia. Las dos primeras plantas están abiertas a cualquier emprendedor que quiera trabajar en un ambiente distendido y tenga ganas de intercambiar ideas. Hay una cafetería y buena conexión a internet. El ambiente no tiene nada que envidiar al que se respira en los semilleros de empresas californianas.

En la segunda planta se encuentran las aceleradoras de startups SeedRocket y Tetuan Valley. Su misión es acoger a empresas que están en una etapa muy temprana de desarrollo, y hacer que despeguen con rapidez. En el tercer piso -hogar de Oteara- se encuentra TechHub, un espacio de coworking donde las ideas innovadoras se desarrollan en un entorno colaborativo, lleno de energía.

El edificio aglutina energía creativa de cientos de emprendedores. No sólo los de hoy, porque conserva su piel industrial del siglo XIX: ladrillo rojo, planta alargada y grandes ventanales que se levantan desde la acera hasta el tejado. Parece una gigantesca regleta de enchufes. Y, en cierta forma, lo fué: En 1892 albergó la primera fábrica de acumuladores eléctricos de España, dirigida por otro emprendedor con las ideas muy claras: Isaac Peral.

2016-11-08T09:41:32+00:00mayo 13th, 2016|