Libro-los-espías-de-SuárezEl profesor de Periodismo del Centro Universitario Villanueva Ernesto Villar ha publicado el libro “Los espías de Suárez” (editorial Espasa), un relato inédito de la Transición española a través de los informes confidenciales elaborados por los agentes de inteligencia entre 1974 y 1977, y que no habían salido a la luz hasta la fecha.

Estos informes secretos, llamados Boletines de Situación, desvelan el seguimiento cotidiano que los espías hacían a políticos, líderes sindicales, religiosos y opositores en general, y ofrecen una visión no mostrada hasta ahora de cómo los agentes inteligencia fueron abandonando el “búnker” hasta abrazar la Democracia.

Estos espías, que presumían de tener al PCE “superinfiltrado” y de saber hasta el color de los calzoncillos de Felipe González, que se citaron con todos aquellos políticos, empresarios y periodistas asomados al balcón privilegiado de la Transición, recuerdan en este libro, casi con una sonrisa, aquellas reuniones secretas en las que no siempre era fácil disimular bajo la camisa los cables de los rudimentarios micrófonos. Ellos harán un relato inédito hasta hoy: el de la Transición española contada por los espías.

Ernesto Villar Cirujano (Madrid, 1972) es doctor en Periodismo por la Universidad Complutense, máster en Historia Contemporánea por la Universidad Autónoma de Madrid y profesor en el Centro Universitario Villanueva, donde imparte las asignaturas de Periodismo Especializado, Periodismo Especializado en Ciencia y Cultura y las Prácticas de Redacción.

Dirige además cuv3.com, el periódico digital de la Fcom de Villanueva, y La Correspondencia. Es, además, periodista en ejercicio, y ha sido uno de los fundadores de La Razón, donde ha desempeñado los cargos de redactor jefe en Nacional, Opinión, Local, Internet y Reportajes.

Es también autor del libro Todos quieren matar a Carrero, la primera investigación editorial sobre el sumario «perdido» del asesinato del entonces presidente del Gobierno, y coautor de 11-M: el día que la solidaridad plantó cara al terror.