Natalia Moreno, psicóloga y gerente en la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), impartió el 24 de marzo un seminario sobre la asistencia psicológica que ofrece esta asociación a las víctimas del terrorismo.

Al comenzar el seminario, ofrecido en el ámbito de las sesiones con expertos organizadas semanalmente en el Grado en Psicología, la ponente animó a los asistentes a que nunca perdiesen de vista el fin último por el que se decantaron a estudiar su grado universitario: ayudar a los demás. “Es importante adquirir una sólida base de conocimientos teóricos para ejercer bien esta profesión, como también lo es alcanzar unas buenas habilidades y destrezas. Pero lo más importante es vuestra actitud frente a los retos y problemas”, afirmó.

Posteriormente, Natalia Moreno explicó el día a día de su trabajo en la AVT: “Es un trabajo bonito y muy gratificante, pero muchas veces también es duro, pues siempre estás trabajando con personas a las que se les ha arrebatado una parte fundamental de su vida.” Destacó, asimimo, la importancia del trabajo en equipo en la AVT, donde el departamento psicosocial, el económico-financiero y la asesoría jurídica trabajan, codo con codo, con cada una de las víctimas.

También introdujo a los alumnos en el «Proyecto Testimonios«, un proyecto que comenzó en 2014 con el objetivo de lograr concienciación social y explicar qué es y qué supone el terrorismo, y ofreció el visionado de la entrevista que realizó a Cristina González, hermana de Juan Alberto, el único español asesinado a manos de Estado Islámico en la Sala Bataclan el 13 de noviembre de 2015.

“Con estos testimonios hemos querido acercar a la sociedad los relatos y vivencias de las propias víctimas del terrorismo, ya que consideramos necesario generar un impacto social y para ello, la sociedad necesita saber qué hay detrás de cada persona o familia a la que un día le arrebataron parte de la vida”, explicó.