TEA breakfast March 2016En un ameno desayuno, el Centro Universitario Villanueva daba la bienvenida, de vuelta, a 18 alumnos de 2º y 3º del Grado de Primaria y de Infantil de Magisterio que han realizado sus prácticas como ayudantes de profesor en centros escolares en el extranjero. Este año, 18 alumnos han realizado su Practicum en países como Estados Unidos, Irlanda, Inglaterra y Australia, durante uno, dos o tres meses, aprendiendo una nueva metodología educativa, perfeccionando su inglés y viviendo otra cultura día a día, a la vez que desarrollaban sus habilidades como futuros profesores.

A través de su programa Teaching Experience Abroad, Villanueva anima a sus alumnos de los grados de Maestro en Educación Infantil y Primaria a realizar sus prácticas profesionales, que son obligatorias en 2º, 3º y 4º curso, en centros educativos en otro país, principalmente de habla inglesa. Cada año, esta opción está creciendo y además, los alumnos que finalizan su grado, también tienen la oportunidad de realizar prácticas en centro educativos en Estados Unidos durante un año académico.

Para Patricia (3º de Educación Infantil), que ha estado en Dublín, Irlanda, «la experiencia increíble. El primer día fue horrible porque aún sabiendo inglés no entendía nada, pero a partir de ahí genial. Llevo «dando» clase y ayudando mucho desde el segundo día y estoy muy contenta».

Rocío, estudiante de 3º del Grado en Educación Primaria, estuvo en Weston Super-mare, Inglaterra, y reconoce que «después de unos días, me adapté al estilo de vida inglés: horarios, comidas, idioma… Es todo muy distinto a España. Cuesta un poco, y más después de pasar las navidades en familia, pero he tenido suerte y la familia en la que estoy me trata como una hija más. Con el colegio también he tenido mucha suerte: desde el primer día, todos los profesores han estado muy pendientes, volcándose en que estuviera cómoda, disfrutara en las clases y aprendiera su sistema educativo. Con el tema del inglés  también están muy atentos, además me tratan como si fuera una profesora más de cara a los alumnos. Hasta el final de las prácticas impartí clases de español y estuve muy a gsuto»

Mientras, María, que también estudia 3º del Grado en Educación Primaria, saltó el ‘charco’ para ir a Chicago, EEUU, donde lo que más le costó fue adaptarse a las bajas temperaturas. «Con la familia estuve encantada. Y en el colegio, también: ¡no paramos! Daba clases de español dos días a la semana y el resto estuve en 3rd grade. En el colegio Embers constantemente nos ofrecían participar en todo tipo de actividades para profesores. Fue una suerte. Para las profesoras y para el equipo directivo fui una profesora más en el colegio».