Una mujer busca respuestas a su ansiedad en la sala de espera de un psiquiatra. Lo que allí se encuentra no es muy halagüeño. El peor de todos, el doctor. Al mismo tiempo un niño rompe con un balón la ventana de una anciana, irrumpiendo en su salón y en su vida. Los cuatro personajes estarán unidos en una curiosa historia sobre los límites de la sociedad y la necesidad de bondad.

Es la sinopsis de Dementes, la obra que el Grupo de Teatro Villanueva ha estrenado este año (con representaciones el 30 de abril y el 3 de mayo), bajo la dirección de Eva Latonda (autora de la obra) y Maru García. Se trata de una obra de teatro gestual, teatro de máscaras. El elemento primordial es el lenguaje corporal y los sonidos, a través de los cuales se transmiten emociones universales.